Las Diferencias entre Plataformas Low-code y No-code

Las plataformas de código bajo sin duda son más ágiles que la manera tradicional de desarrollar aplicaciones. Pero, ¿por qué se debate entre las plataformas de código bajo vs sin código para desarrollar aplicaciones de negocios? Además, ¿cuándo debería escoger una plataforma sobre otra?

Mientras algunos perciben a las plataformas sin código (no-code) como una alternativa más avanzada a las de código bajo (low-code), otros consideran que hay poca o nula distinción entre ambas.

Para tener más claridad en esto, primero debemos conocer para qué fueron creadas inicialmente y ver cómo han evolucionado.

Plataformas de código bajo vs sin código: un viaje al pasado

Las plataformas de código bajo tal como las conocemos han existido por más de una década, aunque surgieron mucho tiempo atrás. Si usted tiene experiencia en TI, probablemente ya ha experimentado el low-code de alguna forma.

Ya sea con un lenguaje de programación de alto nivel (4ta o 5ta generación) como Perl, Python y SQL, o como una versión de diseño asistido por computadora y herramientas de desarrollo de aplicaciones, las cuales fueron populares en los noventas.

Todos estas herramientas funcionan con un principio en común, lo que Gartner define como «abstracciones de programación de alto nivel». Por ejemplo, la habilidad de la plataforma para ocultar complejidades (miles de líneas de código) y mostrar al usuario solo lo esencial.

Las abstracciones en el contexto del desarrollo en plataformas de código bajo/sin código se encuentran generalmente en 3 niveles: nivel interno/de capacidad, nivel lógico/de comportamiento y un nivel externo/de uso.

Estos niveles ayudan a entender las diferencias clave entre plataformas de código bajo y sin código.

Nivel interno/de capacidad

Indica las capacidades esenciales de una plataforma de desarrollo, actuando como una restricción a lo que se puede lograr con ella. Para una plataforma low-code/no-code, esto incluye un conjunto de herramientas y funcionalidades que pueden ser ajustadas a sus necesidades.

Nivel lógico/de comportamiento

Este nivel implica las funcionalidades del negocio en la aplicación. Por ejemplo, la manera en la que distintos aspectos y herramientas son integrados para funcionar juntos.

Esto incluye automatizaciones internas, flujos de trabajo e integraciones personalizadas con otras aplicaciones.

Nivel externo/de uso

Este nivel se compone por todo lo que se produce como resultado de usar la aplicación. Incluye los cambios de procesamiento a corto plazo, así como los datos recolectados y almacenados durante la vida de la aplicación.

¿Qué hace diferente a las plataformas de código bajo de las de sin código?

Tanto las plataformas de código bajo como las plataformas sin código cuentan con una interfaz visual que permite crear aplicaciones sin código. La diferencia radica en que las plataformas de código bajo o low-code también permiten programar con código, en caso de que se necesite. Esto las hace ideales tanto para usuarios de negocio, como programadores.

Un ejemplo de esto es Zoho Creator, donde además del constructor visual se puede usar el lenguaje de programación Deluge para integrar funciones más complejas a la aplicación.

Gartner y Forrester definen las plataformas de código bajo como enfoques de desarrollo visual para la creación de aplicaciones, que facilitan, incluso a perfiles no técnicos, crear, probar, gestionar e implementar aplicaciones sin tener que saber programar.

Esto se logra creando bloques de código (pedazos de código hechos para una función específica) preestablecidos que pueden operar, con ciertas restricciones, en una interfaz sencilla de «arrastrar y soltar».

Si quisiera iniciar un proceso de su negocio con condiciones específicas, o cuando un grupo de acciones se ejecuten, podría usar un lenguaje de programación como Python, o una plataforma de código bajo/sin código que ya tiene configurada ese grupo de acciones en bloques de código.

Ahora imagine que hay 3 condiciones estándar que desencadenan este flujo de trabajo. Una plataforma sin código las incluiría dentro de sus bloques de código y entrenaría a la herramienta para detectarlas y ejecutar el flujo de trabajo cuando se cumplan esas condiciones.

Pero, ¿qué pasaría si hay otras 2 condiciones que son únicas de su ambiente de trabajo? Las plataformas sin código, que históricamente han sido diseñadas y posicionadas para asegurar un Desarrollo Rápido de Aplicaciones (DRA) sin tener que programar, no podrían ayudarlo.

Aquí entran las plataformas de desarrollo de código bajo (low-code). Además de incluir las 3 condiciones estándar, también le entregaría los métodos para personalizar nuevas de manera rápida.

Las plataformas de código bajo logran esto sin perjudicar su función principal de facilitar a perfiles no técnicos a crear aplicaciones y configurar flujos de trabajo.

Mientras que Microsoft PowerApps usa una variante de expresiones de análisis de datos, Zoho Creator utiliza su propio lenguaje de programación Deluge, original y amigable para los usuarios, para realizar personalizaciones.

¿Cuándo escoger una plataforma low-code en lugar de no-code?

Use low-code si:

  • La aplicación será utilizada tanto por usuarios de negocio, como el equipo de TI.
  • Necesita una aplicación que se conecte con otras herramientas internas.
  • Debe establecer permisos de acceso para diferentes equipos de trabajo.

Use no-code si:

  • Creará una aplicación con uso exclusivo para sus usuarios finales.
  • No cuenta con un equipo de programadores o conocimientos básicos de programación.
  • Desarrollará aplicaciones con pocas funcionalidades.

Ambas fueron creadas para acelerar la agilidad y efectividad en los negocios, pero satisfacen de diferentes maneras a distintos segmentos.

Mientras que las plataformas sin código han evolucionado para atender las necesidades de las micro, pequeñas y medianas empresas (MPYMES) y emprendedores de negocio, sus contrapartes satisfacen también las necesidades de las compañías, yendo de la mano con la adopción del software como servicio.

Imagine esta situación: usted quiere implementar una gestión posterior al lanzamiento de su aplicación que recolecte la retroalimentación de los usuarios y muestre los resultados en un tablero. En este caso, una aplicación creada en una plataforma sin código puede ser tan capaz como una de código bajo.

Pero, ¿qué pasaría si también quisiera guiar a los usuarios que pertenecen a diferentes segmentos hacía distintos equipos, desencadenar respuestas condicionales, agregar usuarios a diferentes flujos o enviar los datos a su CRM? se daría cuenta que las plataformas sin código se quedarían cortas.

Recuerde lo siguiente: usted debe considerar sus aspiraciones digitales a largo plazo para el negocio cuando escoge una plataforma. ¿Necesita aplicaciones simples, estandarizadas y únicas para interfaces frontales? Una plataforma sin código es la solución. ¿Necesita algo más? Debe reconsiderarlo (y seguir leyendo).

¿Cuáles son las funciones clave de una plataforma de código bajo?

Las plataformas low-code cumplen tres funciones principales, que las hacen una gran opción para el desarrollo de aplicaciones en las empresas:

  • Digitalización integral
  • Gestión del flujo de trabajo
  • Alto nivel de integración y personalización

Digitalización integral: Una plataforma low-code se encarga del ciclo de vida completo de su aplicación, desde organizar y administrar los datos del negocio hasta la arquitectura de sus aplicaciones para desarrollar, probar, implementar y gestionar su desempeño. Y todo sobre la marcha, haciéndolo relevante tanto para perfiles técnicos como no tan técnicos.

Gestión del flujo de trabajo: Las plataformas de código bajo proveen un editor enfocado en esta sección, con una interfaz sencilla de «arrastrar y soltar».Las plataformas sin código también cuentan con esta función, pero no tienen el espacio adecuado para configurar ampliamente flujos de trabajo automatizados más avanzados.Con esto, las plataformas de código bajo actúan algunas veces como plataformas de gestión de procesos para negocios que buscan optimizar operaciones, más allá de solo construir aplicaciones para interfaces frontales.

Alto nivel de integración y personalización: Las plataformas de código bajo también tienen la capacidad de integrarse con cualquier aplicación de terceros y ajustarla a sus necesidades con poco o casi nada de código.

Además de la automatización avanzada, esta función hace a las plataformas de código bajo un claro ganador en la capa lógica/de comportamiento de abstracción.

El futuro a largo plazo

El código bajo es, hoy en día, la fuerza más disruptiva en el desarrollo de aplicaciones, ayudando a millones de líderes no técnicos, usuarios y negocios.

En los próximos años, las plataformas de código bajo seguirán expandiéndose en su ecosistema de integración, identificado soluciones estándar y creándolas en bloques de código preestablecidos.

Los proveedores también deben concentrarse en atraer más perfiles técnicos a su equipo, cultivando una mayor colaboración, mejorando la reusabilidad de los componentes y desarrollando transiciones más ligeras.

Por otra parte, algunas plataformas sin código han comenzado a ver el valor en proveer espacios para mejorar personalizaciones en las interfaces de usuario y reporteo, herramientas optimizadas e integraciones sencillas.

Muchas han creado consecuentemente espacios de trabajo similares a las de código bajo para ayudar a los usuarios a lograr los mismos resultados, a pesar de seguir posicionándose como plataformas sin código.

Con un mercado de low-code estimado a crecer hasta los $45.5 mil millones de dólares para 2025, se podría esperar que ambos modelos evolucionen con rapidez y se adapten a las necesidades del mercado, haciendo más interesante la batalla de estas plataformas.

Zoho Creator y el desarrollo de aplicaciones de código bajo

Creado y lanzado hace casi media década, Zoho Creator fue pionero en el mundo del low-code y continua siendo un fuerte innovador.

Creator ha evolucionado para asistirlo durante todo el proceso del desarrollo de aplicaciones, desde la gestión de datos, arquitectura y simulación hasta la implementación y gestión del desempeño. ¡Todo sin escribir una sola línea de código si así lo desea!

Con más de 60 aplicaciones preconstruidas para cubrir las funciones de distintas industrias y negocios, usted tiene un marco de trabajo probado y aplicaciones personalizadas para comenzar.

La interfaz intuitiva de «arrastrar y soltar» de Zoho Creator hace de la personalización y creación de aplicaciones una tarea sencilla.

Mientras que su lenguaje de programación (Deluge), fácil de aprender y amigable para el usuario, le permite configurar automatizaciones avanzadas. ¡Podrá establecer integraciones profundas con soluciones de terceros y personalizar infinitamente sus aplicaciones!

Comience su prueba gratis de Zoho Creator.

Publicaciones relacionadas