Low code vs desarrollo tradicional

Low code vs desarrollo tradicional

Low code vs desarrollo tradicional

El código bajo o low code se ha vuelto un ingrediente importante, al permitir que los negocios se adapten rápidamente a los cambios del entorno. Puede ser usado en múltiples escenarios para impulsar la eficiencia y actuar como una fuerza suplementaria para el desarrollo tradicional de TI.

¿Su departamento de TI está abrumado con un backlog de aplicaciones sin fin? Quizá le gustaría crear algunas aplicaciones personalizadas para impulsar la productividad, pero TI no tiene tiempo. Usted reconoce que transformar los procesos internos es crucial para mantenerse al corriente con las siempre cambiantes demandas del mercado, pero quizá piensa que no hay nada que pueda hacer por sus equipos de TI.

Si esto suena familiar, es hora de considerar introducir el código bajo o low code dentro de su proceso de desarrollo de aplicaciones.

¿Qué es el low code o código bajo?

El low code es un acercamiento más fácil, rápido e inclusivo al desarrollo de aplicaciones. A diferencia de los grandes requerimientos de programación del desarrollo tradicional, el código bajo usa una interfaz arrastrar y soltar que requiere muy poco código para permitir un desarrollo y entrega más rápidos. Adicionalmente, el código bajo presenta muchas características y beneficios para los negocios que buscan un desarrollo de aplicaciones eficiente.

Mientras que el desarrollo tradicional requiere equipos especializados y conocimiento profundo de tecnologías y frameworks, el low code es más inclusivo. La facilidad para para construir aplicaciones con código bajo permite a los desarrolladores con varios niveles de experiencia, así como a los usuarios de negocio, entregar aplicaciones en el tiempo requerido. Esto disminuye la carga de trabajo de los profesionales de TI y les permite dedicar su tiempo a tareas más complejas. Más aún, puesto que el código bajo permite que los usuarios de negocio se involucren de manera activa con el proceso de desarrollo de aplicaciones, pueden incorporar retroalimentación de varios stakeholders para un mayor control sobre las especificaciones del producto final.

El código bajo puede ser instrumental y mejorar el crecimiento general de su negocio. Los ahorros en costos y en tiempo del low code son tan prominentes que algunos reportes sugieren que casi el 70% de las organizaciones creen que el código bajo es más económico que el desarrollo tradicional. El low code también puede ahorrarle a su negocio ¡entre $50 mil a $100 mil USD en los costos de desarrollo de su aplicación! COn respecto a la velocidad para salir al mercado de las aplicaciones, el código bajo corta el proceso tradicional de desarrollo, que puede tardar hasta seis meses para la entrega, a tan solo un par de meses.

El código bajo mejora la productividad, eficiencia, y la moral de una organización al equipar a TI y a los usuarios de negocio con las herramientas correctas para el desarrollo de aplicaciones.

¿Cuándo usar low code?

Hay tres casos en que el uso de plataformas de low code puede serle de ayuda a su negocio:

  1. Cuando los departamentos (RRHH, Marketing, etc.) desean implementar ideas rápidamente para mejorar sus procesos.
  2. Cuando los usuarios de negocio desean implementar innovaciones en la compañía.
  3. Cuando se requieren soluciones a la medida y el desarrollo tradicional resulta muy costoso.

A) Casos de uso para negocios que buscan la transformación Ágil

En la mayoría de las empresas, usuarios de negocio y departamentos (RRHH, Marketing, Operaciones…), desean implementar ideas para mejorar el funcionamiento de su departamento. El desarrollo tradicional quizá no se adapte a tal escenario, ya que es menos adaptativo a los cambios constantes. Adicionalmente, la velocidad para salir al mercado de estas transformaciones internas necesita ser alta, para optimizar su efectividad.

En tales casos, el código bajo puede ser una gran alternativa para desarrollar aplicaciones que cultiven la transformación ágil en un negocio. Permite hacer cambios rápidamente, y si esos cambios no funcionan, pueden ser deshechos igual de fácil. Esto permite a los usuarios de negocio de varios departamentos, hacer cambios libremente en las aplicaciones para facilitar su transformación interna.

Por ejemplo, si su departamento de marketing desea implementar alguna automatización, pueden usar low code para construir y reconstruir flujos de trabajo que satisfagan las necesidades específicas del departamento sin depender de TI. Esto no sería posible con el desarrollo tradicional.

Entonces, el código bajo puede dirigir la transformación ágil y cambiar la gestión de su negocio.

B) Desarrollo rápido de aplicaciones por usuarios de negocio

Seguido, los usuarios de negocio son quienes introducen la innovación en una compañía, pero son detenidos debido a su inhabilidad para implementar estas ideas innovadoras. El desarrollo tradicional requiere habilidades para escribir código que solo los profesionales de TI poseen. Entonces, sus usuarios de negocio deben depender del departamento de TI (que típicamente tiene una larga lista de prioridades y otros proyectos) para dar vida a sus ideas.

¡Pero todo esto puede cambiar con la introducción del desarrollo con código bajo!

Las plataformas de low code permiten a los usuarios de negocio con poca o nula experiencia escribiendo código, diseñar aplicaciones de acuerdo a sus requerimientos. La interfaz simple y el proceso de diseño fácil de entender, les permite construir aplicaciones con dependencia mínima del departamento de TI. Esto resulta en un desarrollo e implementación de aplicaciones más rápidos, y menos instancias de oportunidades perdidas.

C) Soluciones únicas y personalizables

Algunos problemas de los negocios son únicos de un departamento u organización, por lo que requieren soluciones a la medida. En esos escenarios, el desarrollo tradicional puede ser muy costoso y no valer la inversión. Los largos tiempos de desarrollo, ciclos de retroalimentación más tardados y la apropiación de recursos para un proyecto interno no es un escenario deseable para la mayoría de las organizaciones.

De cualquier manera, con código bajo, sus usuarios de negocio pueden construir y reconstruir aplicaciones en función de la evolución de sus requerimientos. La escala de la aplicación también puede ser expandida para reflejar las necesidades crecientes del departamento, asegurando la optimización en costos.

En situaciones donde las soluciones listas para usarse no funcionan y el desarrollo tradicional no vale el dinero y esfuerzo, el código bajo puede ser una solución más económica, más efectiva y más personalizable.

En algunos casos, sin embargo, el desarrollo tradicional es recomendado para aplicaciones, mientras que el low code es visto como una herramienta suplementaria que libera recursos y oportunidades para que sus colaboradores se enfoquen en las tareas más urgentes o complejas.

¿Cuándo elegir el desarrollo tradicional con código?

Por otro lado, hay dos situaciones en que el desarrollo tradicional sigue brindando grandes ventajas:

  1. Cuando se requiere resolver un problema no estructurado, con soluciones abiertas.
  2. Cuando se requieren aplicaciones altamente flexibles y especializadas.

A) Para soluciones abiertas

Algunos problemas de negocio requieren un pensamiento abierto. Puesto que estos problemas tienen un proceso de resolución no estructurado, puede ser difícil construir una aplicación sin una estructura predeterminada.

El código bajo funciona mejor con soluciones que siguen una estructura definida y que se requiere que funcionen de manera acorde. Entonces, los casos que son más abiertos y no estructurados, no pueden usar una plataforma de low code para crear una solución.

En tales escenarios, es mejor usar software que aliente a colaborar, discutir y compartir ideas.

B) Para aplicaciones que requieran un alto nivel de interacción especializada

Algunas aplicaciones requieren un alto nivel de interacción especializada. Aunque las plataformas de código bajo pueden crear aplicaciones altamente eficientes, no proveen la flexibilidad y libertad que el desarrollo tradicional provee al construir aplicaciones. Esto es porque las plataformas de desarrollo tradicional proveen un número infinito de funcionalidades.

Para tales aplicaciones, es mejor usar el desarrollo tradicional y deseñar las aplicaciones de acuerdo a las especificaciones exclusivas. Aquí, el low code puede ser usado para liberar las otras aplicaciones del backlog de su equipo de TI, permitiéndoles enfocar sus esfuerzos en estas soluciones complejas que sí requieren código.

Low code con desarrollo tradicional

Luego de recorrer las capacidades del código bajo y los escenarios correctos para su uso, puede ver que no está hecho para remplazar completamente al desarrollo tradicional.

En lugar de eso, su negocio debería incorporar el low code para suplementar el desarrollo de aplicaciones tradicional que ya está haciendo el equipo de TI. En muchas formas, puede ser superior al funcionamiento de el desarrollo tradicional, y proveer aplicaciones más rápidas. De cualquier forma, no puede reemplazar completamente la flexibilidad del desarrollo tradicional.

El low code y el desarrollo tradicional necesitan ser usados en conjunto para facilitar la productividad de sus equipos de TI, disminuir sus cargas de trabajo y sus backlogs. Sus usuarios de negocio también pueden beneficiarse de esta colaboración y ganar control sobre la creación de aplicaciones, sin depender de TI.

Reconocer la utilidad del código bajo para su negocio e identificar las oportunidades correctas para implementarlo puede asegurar una ventaja competitiva en un mercado que evoluciona rápidamente. Puede transformar sus operaciones de negocio y ayudarle a capitalizar rápidamente oportunidades de negocio.

Esperamos que esta información le haya sido de utilidad. Usted, ¿ya usa el código bajo? Déjenos saber en los comentarios.

Publicaciones relacionadas