Digitalización: el siguiente gran paso para las mipymes

 

El 27 de junio, se celebra el Día Internacional de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes). La ONU designó esta celebración en 2017 para resaltar la importancia de las mipymes, y aunque la fecha solo sucede una vez al año, es más importante que nunca reconocer el rol vital que juegan estos negocios en nuestras comunidades globales.

Con el inicio de la pandemia causada por el COVID-19, las mipymes han batallado con la cuarentena y cierres. Algunas han logrado levantarse y sobrevivir a esos obstáculos, en parte por aprovechar las herramientas digitales. Otras mipymes alrededor del mundo aún batallan y, para superar los efectos adversos, la transformación digital es crucial para que este sector continúe prosperando.

¿Qué hace a una pequeña empresa funcionar?

La Encuesta Empresarial del Banco Mundial mostró que las mipymes a nivel global, tienen un nivel alarmantemente bajo de digitalización básica. A pesar de que el 90% de los negocios son mipymes, la transformación digital en este sector se mueve lentamente. Incluso, aunque la pandemia ha acelerado la transformación digital en muchos campos, no ha sido un paseo por el parque para todas las mipymes, ya que la cultura de los pequeños negocios varía de región a región.

La mayoría de los pequeños negocios al rededor del mundo pertenecen a dos sectores: servicios y venta minorista. Estos sectores también son influenciados por factores culturales y regionales, dependiendo del país de origen. Muchos asumen que los principios fundamentales de los negocios y la generación de utilidades son las la motivación principal de todos los dueños de empresas, pero esta sería una generalización errónea.

Incluso cuando los propietarios de pequeños negocios tienen que centrarse en lo más esencial, factores, como la confianza, valores y cultura, importan. Estos factores (entre otros) difieren regionalmente, por lo que es vital mantener una mente abierta al discutir cómo empoderar digitalmente a este sector.

Es importante conocer y comprender el panorama local, pues es este el que da forma a las actividades que rodean a los propietarios de pequeños negocios. La habilidad para reconocer estas conexiones inseparables, especialmente en mercados regionales subdesarrollados, es lo que empoderará a los pequeños negocios a nivel global.

Negocios familiares: el corazón de las mipymes

Una encuesta reciente del Foro Económico Mundial encontró que los negocios familiares conforman, aproximadamente, el 70% del PIB global. La mayoría de estos negocios están acostumbrados a sistemas antiguos, por lo que las herramientas de SaaS aún no ganan popularidad.

Ya que la mayoría de las mipymes familiares siguen jerarquías, las decisiones cruciales de gestión son hechas por una sola persona o un selecto grupo de miembros de la familia. Con las preocupaciones que traen consigo las decisiones del día a día de la empresa y el hecho de que la mayoría de las operaciones involucran una ubicación fija, la transformación digital es considerada riesgosa para las ganancias a corto plazo.

Aunque las razones pueden variar, otro aspecto común de las mipymes en economías emergentes es la vacilación, e inclusive miedo, a digitalizar la compañía. De cualquier manera, las generaciones Millenial y Z, más acostumbradas a la tecnología, siguen siendo parte de este espacio de trabajo multigeneracional, donde la digitalización sigue siendo una posibilidad. Las mipymes que adopten la diversidad digital serán capaces de transitar de mejor manera de sistemas obsoletos a digitales.

Yendo más allá de las pruebas gratuitas

La mayoría de los proveedores de software ofrecen periodos de prueba gratuitos para sus productos. Sin embargo, para que los propietarios de pequeños negocios puedan absorber y probar tecnologías de manera eficiente, las empresas de software deben ir más allá de el periodo de prueba gratuito.

Puesto que gran parte de los negocios pequeños son independientes y están acostumbrados a funcionar de manera autónoma, sin depender de contratistas externos, la disrupción momentánea de implementar nueva tecnología crea una dependencia en otros, debido a la falta de experiencia digital actualizada. Tareas aparentemente simples como la instalación, registro de un dominio, selección de la banda ancha, o inclusive establecer una presencia web puede desestabilizar significativamente los procesos usuales de trabajo.

Para activar la transformación digital de los pequeños negocios, los proveedores de software necesitan explorar estrategias de soporte que incluyan entrenamiento complementario en línea, programas de empoderamiento tecnológico, e implementación de iniciativas que puedan ayudar a las mipymes a entender cómo la tecnología brinda soluciones a sus desafíos.

Incluso estos cambios mínimos pueden ayudar a que los pequeños negocios superen estas barreras, a amplificar el alcance de los proveedores y a crear una cultura digital más madura entre los propietarios de pequeños negocios.

Desafíos locales, soluciones globales

Los factores que impiden que las mipymes se unan a la economía digital son diversos y no se limitan a la deficiencia en infraestructura de información y comunicación. La falta de conciencia conceptual sobre la digitalización es un desafío más grande para muchas mipymes.

En Zoho hemos observado los desafíos de muchos pequeños negocios. Uno de los que hemos notado en el proceso de introducción es la naturaleza de su contabilidad. Puesto que estos negocios confían principalmente en contadores locales para llevar sus libros contables y realizar su pago de impuestos, las soluciones en la nube como Zoho Books, con un acercamiento hágalo usted mismo, parecen poco confiables para ellos.

Esto nos trae a la pregunta sobre si estos desafíos son comunes a todas las mipymes de las economías en desarrollo. Si es así, ¿hay un mejor camino a futuro?

El camino a futuro

Es verdad que las mipymes comparten algunas características comunes a nivel global, pero también enfrentan desafíos únicos de su región y cultura. Naturalmente, crear una cultura con un mejor entendimiento del ecosistema digital involucra varias partes interesadas, de diferentes instituciones, que necesitan estar conscientes acerca de los cambios que están sucediendo para la supervivencia y crecimiento continuo de los pequeños negocios.

Para entender mejor a las mipymes y trabajar con ellas, los proveedores de software necesitan ver más allá de un simple periodo de prueba y centrarse en mejores formas de apoyar a estos pequeños negocios para acelerar su crecimiento digital, incluso si involucra hacer un esfuerzo adicional.

No hay una solución instantánea a todos los desafíos que enfrente una mipyme, pero con un poco  más de conciencia, confianza y aceptación, los propietarios de pequeños negocios tienen una mayor probabilidad de sobrevivir a los cambios en el mercado y sobrevivir en nuestro mundo digital.

¿Cuál es su opinión acerca de la transición digital para los pequeños negocios? ¿Tiene algún consejo que ayude a los propietarios de mipymes?

Siéntase libre de compartir su opinión en los comentarios de este artículo.

Publicaciones relacionadas