Automatice los errores de la forma en que trabaja

Diseñamos una aplicación de seguimiento de errores flexible y fácil de usar que les encantará a todos. Dedique unos minutos a aprender a personalizar el proyecto con flujos de trabajo y reglas comerciales, y clasifique los errores fácilmente para reflejar las necesidades exclusivas de su empresa.

Flujo de trabajo personalizado

Los flujos de trabajo personalizados le permiten definir flujos de trabajo individuales para distintos proyectos. Cada flujo de trabajo consta de una secuencia de pasos junto con transiciones. Personalizar los flujos de trabajo es fácil mediante la edición de un flujo de trabajo existente, o bien cree uno desde cero.

Genere notificaciones por correo

Genere notificaciones por correo para los usuarios sobre diversos eventos, como cuando se crea, asigna o resuelve un error. Simplemente establezca los patrones de notificación de los errores y ¡listo!

Defina reglas empresariales

Cree una biblioteca de reglas comerciales que le permita realizar acciones, como cambiar la gravedad y asignar errores a un usuario. La regla comercial se activa cada vez que se actualiza el error.

Campos personalizados

Cree sus propios campos de texto, número y fecha para realizar un seguimiento de los errores en la manera que desee, mediante el uso de campos personalizados. Por ejemplo: agregue un campo personalizado llamado "ID de cliente" para realizar un seguimiento de los errores que informaron los clientes.

Clasifique los errores

¿Desea clasificar los errores? Es sencillo. Bug Tracker proporciona una forma de agrupar los errores en diferentes clasificaciones, tales como seguridad, rendimiento y facilidad de uso, para adaptarse a las necesidades del proyecto.

Configure la severidad de los errores

Configure la gravedad de los errores para indicar la severidad de un error y el nivel de interrupción de trabajo para los usuarios. Puede crear tipos de severidad, tales como urgente, grave y leve, para el proyecto.